Gwendy’s Button Box: El libro de King y Chizmar

Cemetery Dance y Entertainment Weekly acaban de anunciar todos los detalles del nuevo libro co-escrito entre Stephen King y Richard Chizmar, editor y responsable de la editorial especializada Cementery Dance. El título es Gwendy’s Button Box.

Desde Todo Stephen King en Facebook nos brindan detalles de la trama del libro:

 

Sinopsis

El pequeño pueblo de Castle Rock, en Maine, ha sido testigo de alguno de los más extraños eventos e inusuales visitantes a lo largo de los años, pero hay una historia que nunca había sido contada… hasta hoy.

Hay tres maneras de llegar a Castle View desde la ciudad: ruta 117, Pleasent Road (Calle Placentera) y Escalera del Suicida (Suicide Stairs). Todos los días durante el verano de 1974, Gwendy Peterson, de doce años, ha caminado a través de esos escalones, los cuales están sostenidos por fuertes bulones (algo oxidados por el tiempo) a través del risco.

En el punto más alto de las escaleras, Gwendy se detiene a recobrar su aliento y escucha los gritos de los niños jugando en un patio. De un poco más lejos proviene el sonido de un bate de aluminio golpeando una bola de béisbol durante la práctica de la liga Senior de chicos para el partido de caridad del Labor Day.

Un día, un extraño llama a Wendy: «Ey, niña. Ven aquí. Tenemos que hablar, tu y yo».

En un banco en la sombra está sentado un hombre vestido con jeans negros, una chaqueta negra como traje y una camisa blanca desabotonoada en el cuello. En su cabeza tiene un sombrero negro. Y llegará el momento en que Gwendy tendrá pesadillas sobre ese sombrero…

 

En Estados Unidos, publicará Cemetery Dance el 30 de mayo en tapas duras en distintas ediciones. El libro contiene 175 páginas y arte de tapa de Ben Baldwin. Además, contiene ilustraciones de Keith Minnion.

King cuenta cómo surgió esta colabración:

«Tenía una historia que no podía terminar, y Chizmar me mostró el camino a casa con estilo y elegancia. Fue un buen momento, y creo que los lectores se lo pasarán bien leyendo. Si se quedan con preguntas, mejor».

La premisa inicial fue de King, pero luego ambos escritores pasaron varias semanas enviándose páginas una y otra vez. Chizmar lo recuerda:

«Steve me envió el primer fragmento de una historia corta. Añadí un poco y se lo devolví a él. Hizo un pase, luego me lo devolvió para otro pase. Entonces, hicimos la misma cosa otra vez – un bosquejo más cada uno. Lo siguiente que sabemos es que teníamos una novela completa en nuestras manos. Nos tomamos de reescribir lo del otro y agregar nuevas ideas y personajes. Todo el proceso llevó alrededor de un mes».

Aún no hay información de una publicación en castellano.

 

Compartir...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on RedditEmail this to someonePrint this page